viernes, 11 de noviembre de 2011

Grafología en mi camino

¿Siente usted malestar en alguno de sus chakras? Pues es el momento de darles una buena manita de gato, no deje pasar esta magnífica oportunidad. ¿A qué me refiero? Pues a que hoy es once de noviembre del 2011. ¿Sabe por qué lo digo?, ¿no? Pues porque hoy se abren varios portales dimensionales. Y se abren porque... porque... porque sí, no pregunte.

Bueno esa es la babosada que le escuché decir a un tipo que se presentó en un programa de TV Azteca. "Esto no tiene que ver con niguna religión, es para todos porque las matemáticas son universales", dijo. Y por matemáticas se refería no a la geometría analítica, al cálculo diferencial e integral o al algebra sino a sus creencias supersticiosas. ¿O cómo podría llamarse a eso de que por ser 11/11/11 se abriría una puerta dimensional?

Curiosamente nadie preguntó lo obvio: ¿qué son las puertas dimensionales?, ¿qué características tienen?, ¿cuál es su aspecto? Digo, no sea que nos topemos con una y no sepamos reconocerla. Tampoco le preguntaron la razón por la que se abriría una el día de hoy. Mucho menos le preguntaron sobre la forma en que había obtenido sus conocimientos al respecto. Lo malo es que no dijo a qué hora y en qué parte de la ciudad, ¿qué clase de conductores son los de TV Azteca?, de haber preguntado esto último habrían tenido la oportunidad de ir con sus cámaras a documentar este milagro.

Bueno ya me estoy alargando con esta estupidez (que se parece mucho a las tonterías que suelta Maussán cuando hace mención de supuestos "vórtices cuánticos"), así que ya mejor termino.

Obviamente la naturaleza no sabe que hoy es once de noviembre del 2011. Este asunto de los años es arbitraria, hay varios calendarios para los que no estamos en el 2011. Y además, Dionisio el exiguo, que tuvo como tarea calcular el año de nacimiento de Cristo -y así establecer el año 1 de la era cristiana- se equivocó por algunos años. Fin de la estupidez de la puerta dimensional que supuestamente se abrirá el día de hoy.

Ahora vayamos a la grafología.

Hace varios días caminaba por las calles de la Zona Rosa cuando, en una caseta telefónica, encontré el siguiente anuncio:

No hay evidencia científica de que la grafología funcione. De hecho, es tan efectiva para conocer la personalidad de alguien como lo es la astrología. Aquí le dejo unos enlaces al respecto:

En la wikipedia, el diccionario del ecéptico y Magonia.

Y hace bastantes más días, en el programa La Mudanza, mismo que conduce Ricardo Alemán y que se transmite por Foro tv, se presentó María del Carmen Muñoz, quien dijo ser perito en grafología. La señora Muñoz nos reveló la personalidad de varios presidenciables (en México se elegirá presidente el año próximo) analizando sus respectivas firmas. Entre los analizados estuvieron: Santiago Creel, Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero, Alonso Lujambio, Andrés Manuel López Obrador, Manlio Fabio Beltrones, Enrique Peña Nieto y Marcelo Ebrad.

No encontré el programa en cuestión, pero sí otro al que fue invitada la grafóloga. En éste dijo ser especialista en criminología y que la grafología sirve para montones de cosas: orientación vocacional, para saber si somos o no compatibles con nuestra pareja y para saber las enfermedades de las personas, hasta habló de ¡¡grafoterapia!! Repito que no hay ninguna evidencia científica de todo lo anterior. El choro mareador en su máxima expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada