sábado, 2 de enero de 2016

¡Una cara de niño!

Cuando era niño, mis familiares me decían que los "cara de niños" son peligrosos. ¿Por qué? No lo recuerdo. Lo que sí recuerdo es que cada vez que en el patio de la casa aparecía uno (había plantas), se ponían nerviosos y nos advertían que no lo tocáramos. El pobre cara de niño, si bien le iba, podía terminar en la calle; si no le iba bien... ya se imaginaran.

Ahora comparto un video y una imagen que hace unos meses circuló en facebook con información que desmiente a mis familiares.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada