domingo, 12 de febrero de 2017

El horror de Tercer Milenio

En un video de hace dos años, el crítico de televisión Álvaro Cueva habló sobre la decadencia ufológica de Jime Maussán.

Para mí, que conocí a Maussán en los primeros debates de Nino Canún (en esos que duraban toda la noche), en la última etapa de 60 Minutos (también me desvelaba porque ya lo dejaban para la primera hora del lunes), en su programa de radio (en la XEW y ahí también estaba Juan Chía, quien dejó el programa cuando le ofrecieron la oportunidad de tener su propio programa en TV Azteca), en el primer Tercer milenio y en sus conferencias en el Metropolitán, su decadencia comenzó cuando trató la supuesta autopsia extraterrestre y el chupacabras

Pero sé que otros tendrán una opinión diferente (y ubicarán en otro punto la decadencia del "ufólogo") porque lo conocieron después, cuando participaba en los programas de Adal Ramones, por ejemplo.


Curiosamente, en el último programa que organizó Canún a principios de 1998, le dijo a los escépticos que ya la postura escéptica estaba fuera de lugar (por la cantidad de pruebas "contundentes" que se habán acumulado a partir de 1991), "Ya no estamos a principios de los años noventa. (...) Hay menos escépticos, no más escépticos", decía y trataba de decidir la cuestión de la "realidad extraterrestre" del "fenómeno ovni" a partir del número de creyentes en los "visitantes del espacio". 

Y digo que es curioso que dijera eso porque en realidad ahí se quedó él, y ahí sigue, a principios de los años noventa. Y su público está conformado por quienes no vivieron ufológicamente esos años o quienes los pasaron en blanco, sin aprender nada.


Aquí el video.

Y de pilón. 



"Tercer milenio, el programa de televisión del especialista en ovnis Jaime Maussán, requiere un permiso de las autoridades sanitarias. Lo anterior lo resolvió la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al detectar que Maussán promueve en su espacio medicamentos genéricos, tratamientos, consultas médicas y otros productos de manera simultanea a la transmisión de sus reportajes sobre actividad paranormal en el programa, que se emite los domingos por el canal Gala TV, de Televisa."

Ver aquí

Recordemos que Maussán ha promovido en su programa al charlatán Tullio Simoncini, quien asegura que todo tipo de cáncer puede curarse con bicarbonato.


Mario Méndez Acosta dice de este fraude: 

"Simoncini se autocalifica como especialista en diabetes y enfermedades metabólicas, pero en 2003, su licencia para practicar medicina fue revocada por el gobierno italiano y, en 2006, las autoridades italianas lo condenaron por homicidio y fraude, lo que no le ha impedido seguir estafando a muchos pacientes tanto en su país como en Holanda. 

"Simoncini administra el bicarbonato de sodio oralmente o inyectado con catéteres intraarteriales directamente al tumor mismo, tratamiento que, según afirma, reduce y elimina los tumores en la mitad de sus pacientes. Por supuesto, no ha ofrecido pruebas de ello y nunca ha publicado datos que respalden su dicho en ninguna revista médica." 

Texto completo: aquí

Actualización. 14 de febrero. 

¿La COFEPRIS ha sobrepasado su autoridad, como dice Jaime Maussán (en 10:27 del video que pongo al final de la actualización)?, ¿esta institución está invadiendo la libertad de expresión? ¿Se excedió en sus funciones la COFEPRIS al impedirle a Maussán anunciar productos como los que vende Rodolfo Garrido?, ¿son "productos milagro" los que vende el autonombrado asesor de la NASA? 


Ver aquí el artículo del Reforma


El titular de Tercer Milenio dice que no anuncia cualquier cosa porque pondría en riesgo su prestigio y credibilidad (¡vaya que vive en un mundo paralelo el señor!, imagina que tiene algo que hace mucho perdió). Por lo pronto dejo este artículo en el que la revista ¿Cómo ves? explica lo que son esos productos. Ver aquí








Actualización. 17 de febrero. 

Maussán y el Comisionado Federal de la Cofepris, y algunas reacciones al respecto. 


Sobre la reunión, Julio Sánchez y Tépoz aclaró...



Actualización 19 de febrero. 

El primer tuit de Sánchez y Tépoz, como se ve, hizo que muchos pensaran que la Cofepris buscaba a Maussán para convertirlo en asesor de la misma (parte de la confusión se debió al desconocimiento del contexto en el que se relizó la reunión, es decir, desconocían las notas aparecidas en algunos diarios y la reacción de Maussán en su programa de televisión). Los siguientes tuits no aclararon mucho la situación, por lo que la gente seguía criticando tanto a la Cofepris como a Maussán. Lo que llevó al Comisionado Federal de la Cofepris a escribir el siguiente mensaje: 


Por su parte, el charlatán de blancos cabellos expresó: 



Y ante las críticas que le llovieron, expresó:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada