miércoles, 17 de junio de 2015

Hechizada: la conexión LGBTTTI

Bewitched (que alcanzó ocho temporadas) se realizó de 1964 a 1972. Darrin Stephens -esposo de la bruja Samantha- fue interpretado por dos actores: Dick York (de 1964 a 1969) y Dick Sargent (de 1969 a 1972).

Richard Stanford Cox decidió usar como nombre artístico o profesional Dick Sargent por un ilustrador del mismo nombre del Saturday Evening Post.

York abandonó la serie por problemas de salud. Murió en 1992, a los 62 años. Aunque Sargent fue el segundo Darrin, fue a éste a quien originalmente le ofrecieron el papel, mismo que no pudo aceptar por otros compromisos de trabajo.

                                                             Los Darrin Stephen

William Asher, el director de Hechizada fue el tercer esposo de la actriz Elizabeth Montgomery. Tuvieron tres hijos. En 1971 Montgomery comenzó una relación con Robert Michaels, quien también dirigió la serie. Robert Foxworth fue el último esposo de la actriz. Montgomery falleció a los 62 años, víctima del cáncer, en 1995.

En 1991, a los 61 años de edad, Dick Sargent, durante el National Coming Out Day, habló públicamente de su homosexualidad. Afirmó que lo hacía debido al alto índice de suicidios entre los jóvenes gays. En su lucha por los derechos de los homosexuales se refirió a sí mismo como modelo retroactivo a seguir.

En la época en que se grababa Hechizada, Elizabeth Montgomery y su esposo William Asher sabían de la orientación sexual de Sargent y lo apoyaban, de hecho salían a fiestas y convivían con Sargent y su entonces pareja, quien falleció en 1979 por una hemorragia cerebral, después de veinte años de relación.


En 1989 a Sargent se le diagnosticó cáncer de próstata, murió el 9 de julio de 1994.

Desde 1989 y hasta el momento de su muerte, Sargent tuvo una relación de pareja con el productor y escritor afroamericano Albert Williams.


En 1992 Sargent y Montgomery encabezaron una marcha del orgullo gay. La revista Del otro lado publicó una nota al respecto. 



¿Fue Hechizada la serie gay más progresista de su tiempo? Se preguntan aquí. Afirman que "No fue un gran desafío para los espectadores queer, durante la época turbulenta de los derechos civiles, interpretar la serie como una metáfora para la vida en el armario. Otra razón para la popularidad del show fue sin duda su colorido elenco de personajes secundarios, como Endora (Agnes Moorhead), la extravagante madre de Samantha, el indignante tío Arthur (el actor gay Paul Lynde) y la prima traviesa Serena (Montgomery con una peluca negra)."

Es fácil ver Bewitched como una metáfora de las personas reprimidas a las que no se les permite ser lo que realmente son. ¿Hay también un subtexto gay escondido en la serie?, le preguntan a Adam-Michael James, quien escribió un libro sobre la serie.

A lo que responde: Trataba de un matrimonio mixto entre una bruja y un mortal y diferentes culturas. La bruja principal tuvo que reprimir y ocultar sus poderes. Elizabeth Montgomery fue sin duda pro-gay y estamos hablando de un espectáculo que estaba en el apogeo del movimiento original de los derechos civiles y en medio de la contracultura hippie y el amor libre de los años 70. Creo que definitivamente había un mensaje allí, no sólo para la gente gay sino para todos. Mostraba que todos deberían ser libres para vivir como quieran, siempre y cuando no dañen a otros. Es una serie que todavía se siente elegante y sofisticada para los espectadores modernos. Parte de la explicación está en la magia. A la gente le gusta ver eso. El espectáculo fue inteligentemente escrito. Se habló no sólo de las cosas que estaban pasando en el momento, sino también de mensajes universales acerca de la tolerancia y la aceptación. Samantha es una bruja pero transmite emociones humanas. Yo creo que por eso la gente se conecta a ella. Ella es el punto de inflamación de todo el asunto.

Adam-Michael cuenta que su capítulo favorito es uno de la séptima temporada: Sisters at Heart.

Tabitha tenía una amiga afroamericana: Lisa, y tanto querían ser hermanas que Tabatha accidentalmente les apareció lunares en un esfuerzo para unirlas. Para Samantha estaba muy claro que todos los hombres son hermanos, incluso si son niñas. Dentro de este episodio Darrin tenía un cliente intolerante. Ese cliente pensaban que Darrin estaba casado con una mujer negra así que retiró su cuenta. Samantha hace que el cliente se vea a sí mismo como negro en el espejo. Creo que el mensaje global de la serie fue la tolerancia y aceptación, pero era tan claramente desafiante en ese episodio que lo hace estar en la parte superior de mi lista.



Para mí aún hay Hechizada por un buen rato, nunca he visto los capítulos en los que Tabatha es una niña grande e incluso ya tiene un hermano llamado Adam.


4 comentarios:

  1. Me encanto tu articulo, sobre todo la interpretacion del temma central, la libertad en su esplendor sin dañar a Nadie

    ResponderEliminar
  2. Interesante artículo. Quizá para las personas promedio de las generaciones del 80 y anteriores, la serie sea un referente pues a pesar de que sus orígenes se remontan a los 60's, la repetían constantemente en TV, al igual que La Isla de Gilligan, Perdidos en el espacio, Los Intocables, etc. Sabías que tarde o temprano volverían a transmitirlas (ahora ya no). Sin embargo, tampoco puede desligarse este programa de su rival: Mi Bella Genio, ya que parecía obligatorio que cuando repetían una, tenía que aparecer la otra (igual que la Familia Monster y Los Locos Adams).

    Creo haber leído que Mi Bella Genio nació como respuesta a la exitosa serie de Hechizada, y aunque también es un referente, no duró tanto como la original.

    Ignoraba que Dick Sargent fuera homosexual y que la serie puede interpretarse como ese micromundo de personas reprimidas. En Hechizada el matrimonio ya se consumó y Sam tiene que ocultar su condición de bruja y luchar contra todos los sabotajes de su madre hacia su marido. En Mi Bella Genio, la sensual y pícara Jeannie, se mantiene en la conquista eterna del amo. Cuando se realiza la boda, prácticamente la serie termina (antes de que se diera por finalizada su rival).

    Se dice que la segunda fue revolucionaria, porque por primera vez una mujer se atrevía a mostrar sus atributos de esa forma. La otra era un poco más conservadora, el esposo trabajador, la esposa que se desempeña como ama de casa (en el dibujo animado de la introducción la representan primero como bruja, luego como ama de casa [delantal incluido], después gato y finalmente esposa) criando a la hija y cuidándose de su madre. Pero hay un elemento que mencionas y que me parece crucial: los personajes secundarios. La suegra, la tía, el tío, el jefe y sus secretarias y la vecina metiche y su esposo brillaban por sí mismos. En cambio el jefe, el amigo del Mayor Nelson y los recurrentes astronautas, me parecían algo grises. Y eso no significa que los protagonistas de Hechizada no tuvieran su gracia.

    Tal vez entienda el porqué de la metáfora. Era el matrimonio contra todos. Pero es curioso que los reprimidos eran los discriminadores, pero por su condición de brujos tenían que protegerse de la discriminación o de la cacería de la que pudieran ser objeto. Pero siempre triunfa el amor, y el matrimonio invariablemente sale victorioso de todas las trampas de los brujos (¡qué romántico!). En Mi Bella Genio, sólo era la resistencia del Mayor a ceder a los encantos de la sensual genio, pero no había ningún detractor (salvo el propio Mayor [¿autorepresión?]) a esa relación.

    En fin. A decir verdad esas series las vi en la infancia, sin ningún espíritu crítico u observador. Sólo quisiera mencionar dos aspectos. Primero sobre dos personajes muy parecidos entre sí: la madre (o suegra según lo veas), que es la vieja bruja que no acepta al publicista como esposo de su hija; esa veterana actriz todavía alcanzó a nacer en ¡el siglo XIX!; y la vecina metiche. En este caso, ella pareciera estar en contra de la bruja y esposa. Ella siempre ve con sus propios ojos los prodigios de Sam, pero, lamentablemente para ella, a la única persona a quien se lo puede contar es a su esposo, y él siempre la toma por chiflada. La actriz original, Alice Pearce (joyita descubierta por Gene Kelly), a simple vista podía parecer de la edad de la decimonónica Agnes Moorehead; pero en realidad era 17 años más joven y no obstante estaba viviendo los últimos instantes de su vida. Lo que vemos en pantalla, es a una mujer que poco a poco se va acercando al desenlace inevitable. El cáncer la estaba consumiendo en plenas grabaciones.

    Y en la segunda lanzo las siguientes preguntas (ya que somos escépticos): si el actor Dick York, heterosexual declarado y uno de los pocos actores que tuvo un matrimonio largo y duradero, no se hubiera tenido que ir de la serie y hubiera hecho todas las temporadas impidiendo la participación de Sargent, ¿se le hubiera encontrado la relación con lo LGBTTTI a la serie?, ¿Elizabeth Montgomery hubiera encabezado la marcha lésbico-gay?

    Saludos Martín

    ResponderEliminar
  3. Hola José, muy interesantes tus reflexiones. Mi respuesta a tu antepenúltima pregunta es sí y a la última es probablemente sí. Ahora me explico.

    Respondo afirmativamente a la antepenúltima pregunta porque la conexión con lo LGBTTTI no se debe sólo a la homosexualidad de Dick Sargent (y a que él y Elizabeth Montgomery encabezaran una marcha gay). El punto más fuerte de esa conexión es el mensaje de la serie (mensaje que también encuentro en series como The Munsters).

    Si bien no se abordó directamente el tema de la homosexualidad sí se trató el tema de la tolerancia (en cuanto a cuestiones raciales lo hicieron en el capítulo mencionado: Hermanas de corazón). Samantha era la mediadora de dos mundos que se veían con mutua desconfianza. Los brujos veían como seres inferiores a los seres humanos y éstos últimos veían con temor a los primeros. Ella deseaba que ambos mundos convivieran en paz, y no sólo lo argumentaba, trataba de vivir de acuerdo a ese pensamiento. A los brujos trataba de demostrar que los seres humanos eran confiables (la madre de Samantha se esforzaba por “desenmascarar” a su yerno y fracasaba en esos intentos) y a su marido lo animaba a convivir con los brujos.

    La tolerancia y superar los prejuicios hacia aquellos que nos parecen raros o diferentes eran los mensajes que la serie mostraba. Esa idea se puede aplicar a cuestiones de color de piel (el matrimonio interracial se aprobó en Estados Unidos en 1967, cuando a Darrin lo interpretaba Dick York), religión, clases sociales, nacionalidades y orientación sexual, entre otras cosas.

    Por ello me parece que se puede hablar de una conexión entre la serie el mundo LGBTTTI. Pero hay más.

    A las personas más conservadoras el mundo gay les parece extravagante, raro, alejado de lo normal, tal y como mostraba la serie el mundo de los brujos. Puede interpretarse que Samantha reprimía su parte extravagante (lgbttti) ante los conservadores (seres humanos).

    Piensa en las “marchas del orgullo gay”, llenas de cosas tan “extrañas”.

    Hace poco tuve en Facebook algunos debates con uno de mis contactos, una persona conservadora. He aquí algo que comentó:

    “Los orgullosos de ser distintos a la inmensa mayoría, deberían tener recato, y ser discretos. Pero por el contrario suelen externar toda su fobia a lo normal. Nunca vi manifestaciones del orgullo de ser sordo, mudo, ciego, manco o cojo. Pero estos especímenes raros de la sociedad, se creen que tienen que decir que están orgullosos de ser como son. Extraña cosa, extraña mentalidad, extraña psicopatía.”

    Nadie en esas marchas tiene “fobia a lo normal”, se valora la diversidad no sólo sexual (desde lo más conservador a lo más extraño), lo que enriquece al mundo es la diversidad de ideas, formas de ser, de expresarse, de intereses, etc. Según este señor, si la gente LGBTTTI no se reprime, entonces padece una "extraña psicopatía".

    Sobre la segunda pregunta: ¿Elizabeth Montgomery hubiera encabezado la marcha lésbico-gay? Pienso que probablemente sí, ya que ella no tuvo problemas con la homosexualidad de su amigo Dick Sargent. Ella y su entonces esposo convivían con Sargent y su pareja. Entonces no creo que se hubiera negado a encabezar una de estas marchas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Claro Martín, en realidad el hecho de la preferencia sexual de Sargent es lo de menos. Con York o con Sargent el mensaje es el mismo. Lo mencionaba porque en tu entrada hay tres textos, el de la imagen de la revista, el del vínculo en el que le hacen una entrevista al autor de un libro sobre Hechizada y el mismo de la entrada, en el cual rescatas gran parte de la entrevista en inglés (la cual leí con grandes trabajos pues uno no siempre tiene la suerte de encontrarse Martines en la vida que le pasen los textoa en inglés traducidos). Y precisamente en el texto de la imagen (en el de JotiMex, parece que la homosexualidad de Sargent ocupa un papel central en el mensaje de serie, cuando en realidad el actor que estuvo más tiempo en la serie fue el heterosexual York y a él fue a quien la bruja le confesó su condición de hechicera. Y eso paso allá en los albores de los 60's, cuando la tele era en blanco y negro y apenas se empezaban a ver algunos destellos de apertura a la diversidad, de cualquier tipo.

    ResponderEliminar