viernes, 2 de marzo de 2012

"Acercarnos a la ciencia nos aleja de varios demonios: el oscurantismo, la charlatanería y la superstición" Entrevista con Mishell Gandarillas

Del cinco al nueve de marzo se llevarán a cabo, en la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana, las VIII Jornadas por el día Internacional de la Mujer. Este año se titulan "EN-REDAD@S... RELACIONES INTERPERSONALES Y REDES SOCIALES". Habrá talleres, mesas redondas, conferencias, proyección de documentales, etc. Entre los temas que se abordarán están el amor en la era digital y el derecho a una vida libre de violencia.

Estas jornadas las organiza la Sección de Enlaces y Eventos Universitarios de la Coordinación de Extensión Universitaria.



Más información puede encontrarse aquí, o puede escribirse al correo electrónico eceu@xanum.uam.mx



La mencionada Sección de Enlaces y Eventos organiza el ciclo "Lunes en la Ciencia" y las "Jornadas científicas y culturales por la diversidad sexual". De igual forma, el año pasado recibí apoyo de dicha sección para la realización del ciclo "Pseudociencias bajo la lupa".



Hace algunas semanas platicamos con la Licenciada Mishell Gandarillas Ortíz de Montellanos, jefa de esta sección. Ella estudió sociología en la misma universidad en la que ahora trabaja, es decir, la UAM Iztapalapa.

De izquierda a derecha la bióloga Norma Lilia Anaya Vázquez y la licenciada Mishell Gandarillas. Foto tomada del blog De Reporteros


Sobre su trabajo nos explicó: “Una de mis tareas aquí es la promoción educativa. El sociólogo puede ser investigador, docente o trabajar también en la promoción social, ¿qué quiere decir esto? Llevar las demandas de las comunidades en cuanto a ciertos servicios de bienestar social: salud, educación, vivienda, infraestructura, en fin. Llevarlas o promoverlas ante el estado para ser satisfechas. La promoción se puede hacer a nivel de empresa, sector privado. Y yo la estoy haciendo a nivel educativo. La promoción educativa es muy importante, dar a conocer la universidad o carreras que no son muy conocidas.”

Sobre la divulgación científica agregó: “La promoción de la ciencia también entra en el ámbito sociológico, es importante para la gente entender que la ciencia puede impactar en su vida cotidiana. México tiene un grave problema: los mexicanos no confían ni su policía, ni en sus políticos, ni en sus científicos. Los dos primeros no nos importa tanto porque sabemos de la corrupción, pero la ciencia es uno de los ámbitos que se ha logrado mantener fuera de esta hambre de corrupción, y los mexicanos no confían porque ven lejanos a los científicos. ¿Cuándo ves una marcha social para pedir que se asignen más recursos a las instancias de investigación científica? La gente no ve cercana a la ciencia. El desprecio a la ciencia tiene una base social. Pero si le enseñas a la gente que la ciencia puede impactar en su vida cotidiana, entonces dicen 'ah, ya sé ahora por qué necesitamos más bimédicos, ya sé por qué necesitamos que haya más ingenieros en energía, y que además se apoyen diversas investigaciones.' Acercarnos a la ciencia nos aleja de otros demonios, nos aleja del oscurantismo, la charlatanería y la superstición. Me refiero a acercarnos a la ciencia a nivel de divulgación, en palabras claras, llanas y con lenguaje sencillo.”

En esta sección también se organizan eventos en los que se tratan temas como la violencia en las relaciones de pareja, la autoestima, etc.

Acerca de los eventos que promueven el bienestar integral nos dijo que éstos “tienen que ver con las problemáticas que se detectan o que enfrentamos los miembros de la comunidad universitaria. Los estudiantes, trabajadores y académicos enfrentan problemáticas de diversa índole, y la universidad tiene el compromiso si no de atenderlos del todo, sí dar ciertas luces sobre sus posibles soluciones.”


JORNADAS POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Estas jornadas se organizan desde el año 2004. Para organizar las actividades buscan el apoyo de alguna institución, la mayor parte de los ponentes son externos. Asisten estudiantes, trabajadores y académicos, así como público externo.

El año pasado, las actividades se llevaron a cabo del 7 al 11 de marzo. Las jornadas comenzaron con la conferencia, dentro del ciclo Lunes en la Ciencia, “¿Por qué me relaciono con la persona equivocada?” impartida por la Psicóloga Gabriela Torres de Moroso Bussetti, directora del centro Vivir Libre. Hubo dos mesas redondas: “El amor no tiene que doler” en la que participaron el Maestro Servando Gutiérrez del Departamento de Sociología de la UAM-I, la doctora Eneida Márquez Serrano del Departamento de Economía de la UAM-I y la doctora Annette Meade Rahn del Instituto Mexicano de Psicoanálisis; y “Novia, esposa, amante… ¿y mis derechos?”, en ésta participaron las maestras Guadalupe Ordaz, Lilian Nurko y Lilian Zapan, las tres del Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia (ILEF). Se impartieron dos talleres: “Sobreviviendo ala separación: manejo del duelo”, impartida por la terapeuta Alejandra Uribe del Instituto de Terapia Racional Emotiva; y “Erotismo: el juego de los sentidos”.

Sobre el taller de erotismo, la licenciada Mishell comentó que lo impartió una organización sobre derechos sexuales y reproductivos. La ponente supo mantener una dinámica lúdica y de mucho respeto, “porque es un tema complicado”.

El objetivo de los talleres, cursos y conferencias es canalizar a la comunidad que tenga alguna problemática de violencia, discriminación o autoestima a instituciones serias que pueden ofrecer ayuda.

La asistencia varió dependiendo el tema. Hubo aproximadamente 80 ó 90 personas por conferencia, también hubo mucha gente en los stands informativos, mismos en los que estuvieron organizaciones civiles y gubernamentales que atienden problemáticas relacionadas con la mujer. El Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia, participo con ponentes y un stand, “y fue importante porque ahí se ven aspectos integrales de la mujer: el ámbito laboral, emocional, sexual, afectivo, pero también el de la familia. Esas contribuciones creo yo que son las que enriquecen porque no todo lo encuentras en la universidad, si bien tenemos una gran variedad de especialistas, creemos que las organizaciones civiles están haciendo una lucha importante y hay que vincularlas con la universidad, y ese es también el objetivo.”

La licenciada Mishell nos explicó que las actividades no van dirigidas sólo a las mujeres: “ha aumentado la presencia de los hombres en este espacio, lo cual a mí me da mucho gusto, que ya no se piense que por ser jornadas por el día internacional de la mujer son únicamente para ellas.” Se abordaron cuestiones como las relaciones de pareja y sus conflictos, infidelidad y celos, “temas que nos impactan a ambos como pareja, a los dos géneros.”


¿Cómo es la participación de los hombres?

En el taller de erotismo hubo igual número de mujeres que de hombres, eso es padre. En el taller de manejo del duelo fueron un poco más de mujeres, pero estuvo casi parejo. Se están abriendo. Se trata de ser muy profesionales, no se trata de exhibir a nadie, no se trata de balconear a alguien, eres libre de hablar, eres libre de comunicar y si en ese momento te nace dar tu testimonio lo haces. Y muchos hombres lo dan. Algunos desde el punto de vista de que no sólo las mujeres son víctimas, también los hombres. Lo cual es cierto, pero lo ven todavía con esa rivalidad con la mujer. Y no se trata de eso. Se trata de que hombres y mujeres caminemos de la mano, no que uno vaya delante del otro, no de que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer.” De ninguna forma, vamos de la mano; porque somos equipo de trabajo, porque somos equipo en la familia, en el país. Hombre y mujeres tenemos que construir, y si estamos con esas diferencias no podremos arreglar los problemas de machismo, de inseguridad, de violencia. Hay lugares, ámbitos en los que las mujeres son victimizadas, lo mostramos en documentales. Pero también es cierto que hay avances muy grandes. El discurso feminista actualmente ya no se trata de la igualdad, de decir que somos iguales; somos iguales ante la ley, pero hombres y mujeres somos diferentes, y el que seamos diferentes no hace que unos sean inferiores a otros. La equidad debe reconocer la diferencia.


Cuando terminaron todas estas actividades, ¿se te acercaron participantes –hombres o mujeres- para darte su punto de vista?

Sí, muchos. Te puedo comentar un caso que me dejó muy impactada, de una profesora de preparatoria que trae un problema de abuso sexual de la niñez, y que no había podido solucionar, cerrar o superar. Quizá una de esas cosas nunca se supera, pero se aprende a vivir con ellas, y a vivir en armonía contigo mismo. Pero lo más impactante fue que se trató de la primera vez que ella se abrió ante un grupo, incluso ante gente extraña. En ese momento me preocupó la forma en que lo tomaría la comunidad universitaria presente. La trataron con el debido respeto. Fue un ambiente de mucho cobijo, de solidaridad con ella. Y al final me dijo que realmente estaba muy contenta de haber podido venir a todas las actividades. Estaba muy contenta la profesora. Lloró pero me decía que le había servido mucho, me dijo “esta noche voy a dormir bien porque siento como si me hubiera quitado un peso de encima.” Entonces es importante que hables, es importante encontrar foros y espacios donde escuches que hay personas que están viviendo una situación similar. Dos académicos que estuvieron asistiendo y que son especialistas en reproducción humana y que me dijeron que es importante ver el tema no sólo desde el punto de vista biológico o médico, sino social, cultural, emotivo.




JORNADAS CIENTÍFICAS Y CULTURALES POR LA DIVERSIDAD SEXUAL

Estas jornadas se llevaron a cabo por vez primera en el año 2009. Incluyen conferencias, talleres, mesas redondas, obras de teatro, etc.



¿Cuál es la finalidad de las jornadas por la diversidad sexual?

Tenemos una amplia comunidad que tiene preferencias sexuales distintas a la heterosexual, entonces creemos que es importante apoyar las iniciativas estudiantiles, que fueron las que realmente comenzaron estos eventos de diversidad sexual, fueron los colectivos universitarios de diversidad sexual, y lo único que hizo la sección fue recoger sus inquietudes y apoyarlos planeando actividades. Los alumnos que organizaban las actividades nos pedían apoyo básico con carteles y volantes, dos de ellos vinieron a hacer el servicio social aquí con nosotros, y si tienes el interés en organizar algún evento y estás haciendo aquí tu servicio social tratamos de ayudarte a que lo lleves a cabo. Entonces esos dos alumnos venían trabajando con el colectivo de diversidad sexual y así nace el primer apoyo. Finalmente influyó la permanencia de estos jóvenes en la sección de Enlaces y Eventos para que se hicieran estas jornadas. Y aunque ellos ya no están aquí, hemos tratado de mantener las jornadas porque hemos visto que es importante que el tema se trate.

Hace dos años, dentro de estas jornadas, se presentó la exposición “Miradas de Azul VIHVO”. Obras elaboradas en el taller de la Casa Hogar para Niños que viven con VIH/SIDA. Niños y adultos (de entre 9 y 20 años) compartieron sus miradas alrededor de dicha enfermedad. El taller está a cargo de la profesora Citlally González. La licenciada Mishell nos dijo: “trajeron sus pinturas, sus cuadros, y los exhibimos en el vestíbulo de la biblioteca. Esa fue una experiencia muy fuerte, cuando vinieron los niños a inaugurar. Son experiencias que te mueven como ser humano.” Algunas de las pinturas ilustran esta entrada.

El año antepasado dentro de estas jornadas también se llevaron a cabo las jornadas universitarias contra el VIH/SIDA. Se invitó a participar a Clínica Condesa, se habló, entre otras cosas, de las nuevas terapias. También se trabajó con el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal.

Las del año pasado se hicieron con la colaboración de la Delegación Cuauhtémoc, “ahí se da atención a la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero y Travesti (LGBT), en esa delegación se formó la primera unidad de atención a delitos por preferencia sexual o por identidad sexual, ellos tienen esa primera agencia especializada. Y por ello me pareció importante que nos vinculáramos con ellos. Trajeron personas que dieron su testimonio, como el caso de Samantha, una transexual que tiene setenta años, y que toda su vida ha sido de lucha por los transexuales y transgénero, habla de sus experiencias con los y las sexoservidoras que están en la Calzada Zaragoza, de las situaciones de violencia que viven, de extorsiones; fue un testimonio muy crudo, pero yo creo que muy valioso para la comunidad universitaria. Otro testimonio fue a través de un documentalista que hizo un trabajo sobre una familia cuyo padre cambia de identidad sexual, se convierte en transgénero, vimos todo el proceso: desde que el papá era papá hasta que se convirtió en mamá, es otra familia, y su familia no tuvo por que ser disfuncional, finalmente sigue amando a sus hijos, sigue teniendo relación con ellos, desde luego respetando su propio ser, su propia valía. Y testimonios así combaten todos esos mitos de que las parejas no heterosexuales no pueden adoptar porque van a pervertir a los niños; a través de las películas y documentales que se presentaron pudimos ver que son una familia más, no podemos decir que mejor o peor que las otras, una familia más.”



Sobre la discriminación por orientación sexual expresó: “Mucha de la discriminación que se vive es por desconocimiento, por ignorancia, entonces asistir a esta clase de eventos hace que te pongas en su lugar, te hace entender que todos somos iguales. También mientras exista represión sexual. Si tú te lo reprimes, tiendes a querer reprimirlo en los demás. Y el miedo, miedo cuando crees que algo puede impactarte en tu vida.”

¿Has tenido problemas por la temática de estas jornadas?, ¿ha habido alguna muestra de homofobia?

En algunos casos sí. Hace varios años unos profesores muy conservadores y reaccionarios nos echaron para atrás un evento, decían que era inviable y que se iba a convertir en una bacanal. Desde luego todo íbamos a hacerlo en el marco de la legislación universitaria, en el marco del respeto al derecho de toda la comunidad universitaria a su libre tránsito sin ser agredida u ofendida ni en su moral, ni en su dignidad. Pero cada año noto más apertura, eso es cierto. En alguna ocasión un directivo de una institución cuestionó mis motivos personales, me decía “es que como tú seguramente eres lesbiana por eso te interesa tanto hacer ese tipo de eventos, es que son morbosos.” Pero yo decía que el morbo viene del otro lado, de quien juzga, quien lo mira sucio o desde una perspectiva que no es natural. Sí ha habido muestras de homofobia. Durante las pasadas jornadas vinieron de alguna iglesia y estuvieron afuera de la sala Cuicacali repartiendo información de que “el homosexualismo lo castiga Dios y no es natural.” Todas las opiniones son bienvenidas, recibidas y respetadas, pero cada quien está en su derecho de decidir. Entonces sí hemos sufrido en algunos casos cierta discriminación por hacer este tipo de eventos, pero también te quiero decir que va creciendo el interés por estos temas. Por ejemplo, cuando fue el show travesti, que fue muy sonado, tuvimos el Teatro del Fuego Nuevo abarrotado. Quizá mucho por morbo, no lo sé. Fue interesante ver la reacción de la gente. Recibieron con mucho respeto a los integrantes del show. El año pasado hubo un desfile Mushe, fueron dos personas que platicaron lo que significa ser Mushe en Oaxaca, y generó mucha expectativa. Entonces sí ha habido muestras de homofobia, afortunadamente no han sido muchas, y ninguna ha sido tan fuerte ni tan importante como para determinar que las jornadas por la diversidad no se hagan. Mientras los alumnos las apoyen y mientras los alumnos las pidan, seguirán haciéndose. Dejarán de organizarse en el momento en que dejen de asistir, en el momento que dejen de apoyarlas.



¿Se te han acercado chavas o chavos para darte su opinión sobre estas jornadas?

Nos han dicho que es muy importante encontrar en la universidad espacios de este tipo, nos lo dicen sobre todo los de nuevo ingreso que vienen de ámbitos muy represivos o donde no pudieron exteriorizar muy abiertamente sus preferencias sexuales. A los chavos les hace falta sensibilizarse. No importa que no sean gays. No sólo gente de la comunidad gay estuvo presente. Gente heterosexual estuvo en los talleres, las películas. Hubo mucha gente de Prepa Sí. Nos han expresado que les interesa, que les gusta, que han encontrado espacios de participación, y que han encontrado la libertad de expresar, de hablar, de preguntar. Hay cosas tan básicas que a lo mejor no preguntas a cualquiera por temor a que te crean tonto, pero al final de la plática te acercas al ponente y resuelves tus dudas. No faltaron mamás que venían con la inquietud de que “es que creo que mi hijo es, pero no me dice; ¿cómo lo manejo?, ¿cómo le digo?” Igual chavos: “¿cómo manejo la situación con mis papás?, ¿cómo la manejo con mi mamá?, es que mi entorno tiene ciertas características machistas, muy fuertes, muy arraigadas, que seguramente serán un impedimento para que mi familia lo acepte.” Son cuestiones muy vivenciales. La expresión general ha sido de aceptación, de participación. Desde luego nos gustaría que hubiera más gente, y nos gustaría que cada día se incremente. Porque es lo que mantiene vivos los eventos.

Al final de nuestra plática la licenciada Mishell nos adelantó uno de los proyectos para este año: “Estamos pensando un ciclo sobre adicciones, probablemente para mayo, unas jornadas contra las adicciones, cada semana se abordaría un tema distinto: tabaquismo, alcoholismo, drogadicción, diferentes tipos de drogas, fármacodependencia… Pero no es muy claro si será para mayo o para junio. Tenemos ya varias organizaciones en la mira y esperemos que nos apoyen. Nos interesa mucho el testimonio de la gente que vive las adicciones y de quienes han salido de ellas. Nos interesa que los grupos de integración juvenil vengan.”

Para terminar, nos quedamos con la siguiente reflexión de la jefa de la Sección de Enlaces y Eventos:

“Es importante que en la universidad se trabaje por el bienestar integral de los jóvenes, de los trabajadores y de los académicos. Nos hacen mucha falta eventos de integración, y lo que sucede es que las áreas no estamos bien comunicadas, si lo hiciéramos seríamos una mejor institución.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada