lunes, 19 de diciembre de 2016

Nadie sabe para quién trabaja

Con el seudónimo de Dañel Muñiz (haciendo referencia a Daniel Muñoz, experto en todas las áreas del mundo de lo insólito) escribí un texto sobre el mal llamado "astronauta de Palenque". 

El texto pretende ser humorístico, aunque al parecer es necesario ser escéptico para captar la intención del mismo (divertir al lector) ya que el blog Ovninauta lo publicó como si se abordara el tema de forma seria. Fue el ufólogo serio Leopoldo Zambrano Enríquez quien me avisó. 


En el texto no doy la explicación al "ovninauta de Palenque" (bueno, la menciono de pasadita, pero no la desarrollo) pero puse los enlaces que llevan a los artículos que sí lo hacen (escritos por Luis Ruiz Noguez). 

Las "hipótesis" de los insolitólogos, parapsicólogos y "ufólogos" son ciertas. Me refiero a las de Erich Von Däniken, Max Hofbauer ("exotecnólogo" de profesión), Armando Nicolau y Antonio Las Heras. 

La broma consiste en que Dañel Muñiz (en un tono grandilocuente, imaginando que su nombre pasará a la historia) unió la hipótesis de Hofbauer (el grabado muestra la mitad de un platillo volador) con la hipótesis parapsicológica de las Heras (el autor del grabado vio el futuro) y entonces propuso "la genial hipótesis Las Heras-Hofbauer-Muñiz". ¿Cuál es ésta? Aquí puede leerla.  

Nadie sabe para quién trabaja, pero en este caso ha resultado divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada