viernes, 11 de julio de 2014

Los ovnis del eclipse...

Hace unos minutos, el ufólogo Leopoldo Zambrano escribió en su página en Facebook:

"Un día como hoy, pero de 1991, se observó en México el llamado "Eclipse del Siglo".

"Hoy se cumplen 23 años del último eclipse total de Sol observado en la República Mexicana el 11 de julio de 1991.
Previo a este eclipse total, había ocurrido el eclipse del 7 de marzo de 1970 observado desde Mihuatlán, Oaxaca y el siguiente a ser visible ocurrirá hasta el 8 de abril del año 2024. El eclipse de 1991 tuvo la particularidad de ser el eclipse de mayor duración en lo que restaba del siglo XX, con casi 7 minutos de totalidad. Este eclipse fue visible en Baja California Sur, Sinaloa, todos los Estados del centro del país para salir por Chiapas. Millones de personas, incluyendo la gran población de la Cd. de México, tuvo la oportunidad de observar este fenómeno.

"Además de ser el último eclipse total del siglo XX, también sirvió para reavivar el interés en los ovnis al confundir, en la penumbra, al planeta Venus con un objeto volador no identificado. Varias carreras ufológicas florecieron con la confusión."

Algunas personas videograbaron al planeta Venus, como menciona Leopoldo Zambrano, pero también se obtuvieron fotografías de un ovni de gran tamaño, al menos eso escribieron en el primer número de Reporte Ovni, la revista de Zita Rodríguez Montiel.
 

El ovni -de más de un kilómetro de diámetro, según el supuesto fotógrafo profesional Francisco Picco, uno de los testigos- sólo se hizo visible en las fotografías, es decir, los testigos no notaron su presencia.
 

Del "ovni invisible" -escribió Héctor Escobar- existen casi innumerables tomas, prácticamente cualquier persona que tuvo la idea de tomar fotos de las distintas fases del eclipse consiguió la imagen del primer “OVNI”. De hecho, lo difícil sería no haber obtenido OVNIs. Cuando se fotografía de manera directa una fuente luminosa, es inevitable que el juego de lentes de cámara produzca una serie de reflejos al interior de la misma. Este problema se aprecia casi siempre que fotografiamos un paisaje con el sol de frente. En este caso, la imagen del OVNI invisible se hace más brillante en el momento en que el eclipse es casi total y sólo es visible alrededor de la luna el llamado Anillo de Diamantes. Una zona de la cromosfera altamente brillante debido al contraste con la luna y la noche. A este respecto hemos tomado fotografías del sol, haciéndose evidentes en la gran mayoría de ellas un “OVNI invisible de las mismas características del OVNI del eclipse”.
 

Un posterior análisis computarizado de las imágenes del OVNI del eclipse arrojó como resultado que se trata de un objeto plano (sin volumen), característica típica de las imágenes debidas a reflejos.
 

El texto de Escobar: Primera parte, segunda y última parte.
 
Análisis del caso por Oscar García (conozca cómo nació el fenómeno Maussán): Primera, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta, séptima, octava y última parte.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada