jueves, 21 de junio de 2012

Ufología crítica

Hace algunas semanas intercambié algunos materiales con Diego Zúñiga. Él me envió algunos números de La Nave de los locos, revista (hoy desaparecida) dedicada al análisis crítico de la ufología, y que editaba junto con Sergio Sánchez.


En cuanto a ovnis y supuestos fenómenos paranormales lo que suele encontrarse en los puestos de revistas es material crédulo y sensacionalista. El pensamiento crítico y la inteligencia brillan por su ausencia en la mayor parte de las publicaciones dedicadas al "fenómeno ovni". La nave de los locos era una de las excepciones.


Otra excepción era la revista Perspectivas ufológicas, editada por Luis Ruiz Noguez, Héctor Chavarría, Óscar García y Héctor Escobar.

El trabajo ufológico de Óscar García es sumamente recomendable (se puede encontrar en el blog Marcianitos Verdes, aquí publiqué uno de sus textos). Óscar comenzó siendo un jovencito crédulo, pero su inteligencia y curiosidad le llevaron a explorar otras ideas, y así se convirtió en un investigador crítico.

García durante un tiempo fue director de la revita Contacto Ovni. Fue la mejor época de la revista. Durante la dirección de García se publicaron textos críticos. Los artículos crédulos y sensacionalistas no dejaron de publicarse pero, junto a éstos aparecían las refutaciones correspondientes, de forma que el lector, ahora sí, podía sacar sus propias conclusiones. Y es que los ufólogos sensacionalistas terminan sus exposiciones diciendo Estimado lector (televidente, radioescucha) saque usted sus propias conclusiones, la última palabra la tiene usted. Lo cual es engañoso porque sólo presentan una cara de la moneda. García permitía que el lector examinara ambas caras.

De igual forma, García logró que Editorial Mina -la editorial que publicaba Contacto Ovni- también publicara libros de ufología crítica, como "100 fotos de extraterrestres" de Luis Ruiz Noguez y "500 años de ovnis en México" de Héctor Escobar.


Cuando ya no se publicaron textos críticos dejé de comprar la revista.

En La nave de los locos le dedicaron un espacio a la otra ufología mexicana, la ufología que la gente no encuentra en los puestos de revistas ni en los programas de radio o televisión: la ufología crítica. Afortunadamente, con internet es posible encontrar esa ufología que no busca verdades sino respuestas.

Al preguntarle a Luis Ruiz Noguez la razón por la que dejaron de publicarse artículos escépticos en Contacto Ovni, me respondió:

Óscar García, quien llegó a dirigir la revista, recibía los artículos de los ufólogos y me preguntaba si tenía algo al respecto. Eso estaba excelente, muy divertido, pero hubo golpe de Estado. Se reunieron los ufólogos y hablaron con el dueño, le dijeron “¿de qué se trata? esta es una revista de ovnis y está dirigida por escépticos, si no los corres nosotros nos vamos y la revista se va a caer”. Y no es mentira, pregúntale a cualquiera de ellos, a Mario Torres, a Luis Ramírez, a cualquiera de los que escribían. De cualquier forma tenían razón, no creo que la revista se hubiera caído, pero tenían razón en el sentido de que era una revista de ovnis y estaba dirigida a personas que creían en ovnis, y nosotros desmentíamos a los ufólogos.


En el segundo número de La nave (mayo del 2000), Sergio Sánchez entrevistó a Óscar García y a Luis Ruiz Noguez sobre este tema. Óscar mencionó:

Sucede que, por ese tiempo yo me "infiltré" en la redacción de Contacto OVNI... Me apoderé de la revista y la dirigí por un breve lapso, buscando decir ¡ya basta de tantas tonterías! Naturalmente esta movida tuvo mucha resistencia en los ufólogos sensacionalistas mexicanos, pero duró lo suficiente como para hacer historia en nuestro medio. Imagínate la novedad que era: de pronto, el consumidor más ingenuo de la ufología sensacionalista, podía encontrarse con una entrevista de Agostinelli a Michel Monnerie.

Luis Ruiz Nogez agregó:

El gran mérito de Contacto OVNI en esa época era que presentaba realmente las dos caras de la moneda, la delirante y la seria. Sólo ahí se puede decir "que elija el lector la posición que más le satisface", pues se le han mostrado las demás posibilidades. No así como ocurre, frecuentemente, con la literatura paranormal. Como en El retorno de los brujos de Louis Pauwels y Jacques Bergier, se te muestran todos los argumentos que te llevan a la solución paranormal sin darte elementos críticos genuinos para confrontar las cosas. Es sólo una apariencia de pluralismo.

Óscar añadió:

Eso fue lo que intenté hacer, es decir, poner realmente las dos alternativas ante el lector. Los ufólogos sensacionalistas, en su paranoia, creían que yo mutilaba o alteraba sus textos... Lo cierto es que yo editaba sus cosas tal cual... por lo que las tonterías que decían iban cayendo por su propio peso, tan escandalósamente absurdas eran algunas de ellas. Como te puedes imaginar, esta siuación no podía prolongarse demasiado tiempo. Sin ser paranoico, debo contarte que sufrí una verdadera conspiración en mi contra. En serio: se reunieron los ufólogos más crédulos e intentaron desbancarme ante los jefes de la editorial, planteando que cómo era posible que una revista comercial de ovnis estuviera dirigida por un escéptico. El que compra en los quioscos una revista de platillos voladores, quiere precisamente eso: platillos voladores, alienígenas, abducciones. Y en el fondo tienen razón, la verdad que la tienen, ¿no? Como es obvio, pasado un tiempo dejé la dirección de Contacto OVNI.

Luis remató:

Aquí es necesario volver al tema de las distintas generaciones de ufólogos mexicanos. La primera, ya dijimos, está retitada. Los investigadores de la segunda, hoy son escépticos; pero nosotros éramos los que teníamos hechos los contactos con la ufología internacional. Por ejemplo, cuando Contacto Ovni quiso dedicarle un número a la famosa "autopsia extraterrestre", el editor buscó desesperadamente información entre los ufólogos mexicanos (partiendo por Maussán)... pero ellos no tenían nada sobre el tema. Los que teníamos la información éramos nosotros. Los ufólogos mexicanos de la tercera generación -con las salvedades ya hechas- no conocen de ufología. Me estoy refiriendo a la historia de la ufología, a los casos principales, a las grandes controversias. Antes la ufología tenía sus intelectuales (Vallé, Michel, Hynek), los que eran leídos por los ufólogos mexicanos de las generaciones pasadas. Hoy, aquí en México, se carece incluso del sustento intelectual de la uología clásica.


El tal Noguez también ha escrito aerca de cuando el "físico" Mario Torres Luján, último director de Contacto Ovni, lo invitó a participar en la revista. A fin de cuentas Torres Luján se echó para atrás. La historia puede leerse aquí.

Lo que me motivó a escribir esta entrada es el audio que conservo de la presentación del libro "100 fotos de extraterrestres" de Luis Ruiz Noguez. Dicha presentación se llevó a cabo a principios de enero de 1997 en el Club de periodistas de México, participaron Mario Méndez Acosta y Óscar García. Por ahora sólo subo la participación de García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada