domingo, 22 de diciembre de 2013

Maussán y el "topo marciano" (tercera y última parte)

Maussanadas

En marzo de 1998, Yohanan Díaz Vargas (entonces estudiante de licenciatura) organizó, en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán de la UNAM, el “Primer encuentro universitario de vida extraterrestre”. Como el lector puede observar en las imágenes, hubo conferencias, mesas redondas, proyección de películas, etc. El miércoles 4 de marzo Maussán dictó una conferencia. Para después de la participación del ufólogo estaba programada una mesa redonda en la que participarían el Dr. Miguel Ángel Herrera y el Ing. Miguel Gil Guzmán, sin embargo, no asistieron. En su lugar llegaron estudiantes de –si no mal recuerdo- la Facultad de Ciencias de la UNAM.

 
La conferencia del titular de Tercer Milenio tuvo un enorme éxito: no sólo el auditorio se llenó (había gente hasta en las escaleras de los costados), muchos estudiantes se quedaron con ganas de entrar.

El “periodista” llevó mucho material. Incluso se atrevió a dar lecciones de Filosofía de la Ciencia (ver aquí). Entre los temas abordados estuvo lo del “topo marciano”.

 
Para escribir esta entrada quise transcribir exactamente lo que el ufólogo mencionó en esa ocasión, desgraciadamente la cinta terminó saliéndose del casete y enredándose. Lo único que recuerdo es que presentó como auténticas las imágenes del topo marciano (como también lo hiciera en Un nuevo día), pero no recuerdo si habló de Alternativa 3. Por otro lado, en youtube no he podido encontrar material en el que Maussán hable de este tema. Sin embargo, Jesús Gerardo Rodríguez Flores cuenta en su blog MegaCosmos. Tu guía al universo:

El domingo 2 de mayo del 2004 será gratamente recordado por mí. ¿Razón? Finalmente se me hizo observar a Jaime Maussan en su programa dominical presentándonos con el acento enfático que le caracteriza un “revelador video de una misión secreta soviético-americana en la superficie del planeta Marte”. Nos referimos a “Alternativa 3”. Inmediatamente agarre un videocasete y me puse a grabar su presentación.

Finalmente, para echarle mas crema a sus tacos, el narrador del programa de Maussan comenta que tras la emisión personal de las agencias secretas de Estados Unidos y Gran Bretaña interrogaron a los productores para averiguar como consiguieron la grabación del planeta rojo. Mas aún se comenta que estas mismas agencias gubernamentales impidieron la distribución en video del documental y que, incluso, un libro titulado “Alternativa 3” escrito por los productores del programa fue retirado inmediatamente de las librerias. Todo un deleite para los aficionados a las conspiraciones secretas.
 


Uno de los elementos que nos permiten concluir que las imágenes son sólo un truco es el siguiente (tengamos en cuenta que el supuesto descenso en la superficie marciana sucedió el 22 de mayo de 1962):

Si observamos el video, apreciamos que la imagen es tomada desde – al parecer – la ventanilla de una nave tripulada. Y podemos apreciar el intercambio de dialogo entre tripulantes y misión de control. Aquí encontramos innumerables incongruencias. Entre ellas podemos resaltar. · El intercambio de comunicación entre misión de control y la tripulación es imposible en tiempo real. La distancia entre Marte y la Tierra ocasiona un retraso en la transmisión que va desde 8 minutos a 20 minutos.

 
Pero, ¿y si se tratara de una misión no tripulada? Jesús Gerardo explica:

Suponiendo que la misión que observamos en el video fuera de una nave robot también tenemos serios problemas. Por un lado en 1962 todavía no había ninguna sonda planetaria, ni rusa ni americana, obteniendo imágenes de Marte. Aunque hemos enviado sondas al planeta rojo desde octubre de 1960, la primera nave que consiguió con éxito transmitir información fue el Mariner 4 hasta 1964, cuando envio una serie de 21 imágenes a blanco y negro y baja resolución. Huelga decir que con la tecnología de esa epoca aun no se podia hacer descender ninguna nave robot en la superficie de marte. ¡Y mucho menos tenian a bordo camaras de video a todo color! ¡Esa si que es toda una “maussanada”!

Miguel Ángel Herrera comentó lo anterior cuando Maussán presentó las imágenes en Un nuevo día. Si quiere enterarse de otras incongruencias o maussanadas (que demuestran que todo el asunto no es más que una ficción), no deje de leer el texto de MegaCosmos (enlaces al final).

 
1 de abril, el día de los ufólogos

Como vimos, en 1998 Maussán presentó las imágenes del topo de Marte en su conferencia en la UNAM y en el 2004 las presentó en su programa de televisión. Pues bien, ya en 1991 se había presentado la explicación (lo cual muestra la falta de honestidad de Maussán)... 

Aquel año (1991), la revista española Más Allá de la ciencia publicó OVNIs, El “dossier” más completo de la historia.
 

 En éste apareció un artículo en el que José Antonio Huneeus desmitificaba el asunto.

 
Sólo mencionaré algunos datos para poner en contexto el tema, pues hay numerosos artículos en los que se ha explicado la verdad detrás del seudodocumental. Fue producido en 1977 por John Rosenberg y Jhon Woolf, fue escrito por Christopher Miles y narrado por Tim Brinton. El libro fue publicado en 1978 en Inglaterra por la editorial Sphere Books, y al año siguiente fue publicado en Estados Unidos por Avon Books.

Tampoco me detendré en el argumento pues, como ya escribí, hay mucha información al respecto y, además, es posible ver el seudodocumental en YouTube (además, en la segunda parte me referí a lo que Salvador Freixedo ha escrito al respecto). Pasaré directamente a las consideraciones de José Antonio Huneeus y a la explicación:

La trama de Alternativa 3 es más compleja que el programa radial La Guerra de los Mundos de Orson Welles, “ya que muchos de los clips cinematográficos y problemas presentados son indudablemente reales como, por ejemplo, los datos sobre la sequía, terremotos, cambios climáticos y otras catástrofes ambientales, así como escenas reales del programa espacial como lanzamientos de los Apolo a la Luna, el acoplamiento soviético-norteamericano del Apolo-Soyuz, las fotos de Marte tomadas por las sondas Viking de la NASA, etc. (…) Obviamente, cualquier examen riguroso y crítico de esta historia lleva inmediatamente a dudar de su premisa central. Parte de su credibilidad –de ahí su éxito y difusión- se basa en que tanto el programa de TV como el libro tratan una serie de temáticas reales como el llamado efecto invernadero (que en la época en que se concibió no estaba tan en boga como hoy en día) y otros problemas ecológicos; las maquinaciones secretas de las grandes potencias; los adelantos en áreas no convencionales de investigación científica como la parapsicología, y además el misterio policil de la desaparición cotidiana de ciudadanos en todas partes del mundo. Más allá de todo este ropaje, sin embargo, deberíamos quedarnos con el espectáculo increíble de un aterrizaje en Marte en 1962 (un año después del vuelo de Gagarin), la construcción y operación de bases en la Luna y Marte en los años subsiguientes y el tipo de esfuerzo industrial gigantesco que se necesitaría para realizar tal empresa de forma totalmente secreta.”

 
Sobre la explicación u origen del seudodocumental, anota:

“La perdurabilidad del mito de la Alternativa 3 es, por todo ello, algo que sorprende incluso a sus propios creadores. Hemos obtenido una carta de Christopher Miles, director y autor del guión original de la película, escrita a un tal Lens Charni de Toronto, Canadá, el 13 de Octubre de 1980, en la que desmiente totalmente el contenido del libro y del programa: ‘La idea del film y posteriormente el libro fue algo que David (Ambrose) y yo concebimos durante un almuerzo en Londres –escribe Miles-, ¡ya que me estaban cansando los docudramas en televisión y quería probar cuán fácil es llevar al público en general hacia el proverbial jardín imaginario! Siento que usted haya sido uno de ellos y si usted ve el film o lee el libro, se dará cuenta de que hay insinuaciones de su falta de autenticidad en todo momento. Naturalmente que hay un toque de verdad en él, pero el programa básico es un fraude completo y si usted piensa un poco más por sí mismo, se dará cuenta de que éste es el caso’. Tal es la verdad, clara y sin ninguna ambigüedad, confesada por uno de los creadores del mito Alternativa 3.”

El seudodocumental se hizo para transmitirse durante el April’s Fools Day (1 de abril). En los créditos (al final) se puede corroborar que los personajes entrevistados son personajes ficticios interpretados por actores.

 
Se presenta, por ejemplo, una entrevista a un supuesto ex astronauta llamado Bob Grodin, quien habría sido parte de la misión Apolo XVII; sin embargo, dicha misión no contó con un astronauta llamado así. Es sólo un personaje inventado para el seudodocumental (si quiere saber quién interpretó al supuesto astronauta, visite el blog Marcianitos Verdes, el enlace está al final de esta entrada). Lo mismo sucede con el “científico” Carl Gerstein.

Sobre la supuesta censura de la que hablan los creyentes en las ideas mostradas en Alternativa 3, Huneeus señala:

“Pero a pesar de que todos los puntos señalado resultan totalmente esclarecedores cuando uno ve el film, la gran mayoría de los creyentes en la conspiración de la Alternativa 3 en los Estados Unidos probablemente no la han visto, ya que éste nunca fue transmitido comercialmente por TV. El argumento ‘obvio’ de estos seguidores es que el Gobierno norteamericano prohibió su transmisión, aunque la verdad es que con la excepción de unas pocas series y documentales de la BBC, la TV estadounidense generalmente no muestra programas ingleses. El argumento de la censura, por otro lado, fue utilizado hace años, antes de que saliera a la venta la edición norteamericana del libro. En ese entonces corrió el rumor en ciertos círculos ufológicos y conspiracionistas de que el libro de Leslie Watkins, publicado en Inglaterra por Sphere Books y en Canadá por Nelson & Son, había sido ‘censurado’ y ‘prohibido’ en los Estados Unidos, pero la ‘censura’ no debe haber sido muy efectiva si consideramos que pocos meses después, en Junio de 1979, salió a la venta una edición de bolsillo masiva publicada por Avon Books, una de las casas editoras más grandes de los Estados Unidos.”



Entre conspiranoicos te veas

Los ufólogos conspiranoicos (como Salvador Freixedo, mencionado en la segunda parte) han aderezado las afirmaciones de Alternativa 3 con sus creencias. Huneeus comenta al respecto:

Al final de la década pasada, el tema de la Alternativa 3 fue revivido por la nueva fiebre conspiracional que afectó el mundo ufológico norteamericano. Controvertidos personajes como John Lear y William Cooper adoptaron aspectos de la historia para sus propias conspiraciones de bases subterráneas alienígenas y tratados secretos entre el Gobierno y una raza malévola de extraterrestres. En su monografía, EL GOBIERNO SECRETO-Origen, Identidad y Propósito del MJ-12, William Cooper, un ex suboficial de la Armada que se ha convertido en uno de los exponentes más polémicos de las conspiraciones políticas y ufológicas norteamericanas, invoca las premisas fundamentales de la Alternativa 3 en una amalgama que combina tratados secretos con extraterrestres, la Comisión Trilateral y otros grupos similares de poder financiero y la banca internacional, el asesinato del presidente Kennedy, las operaciones y experimentos de la CIA con drogas, la creación del SIDA como arma bacteriológica, y prácticamente toda otra conspiración posible. Las bases en la Luna y el aterrizaje en Marte son reales, según Cooper, aunque el proyecto incluye a participación y probable manipulación de los llamados alienígenas “grises”, algo que ciertamente no figura en la versión inglesa original.

El estilo delirante de Cooper se ha hecho famoso en los Estados Unidos, donde sus conferencias son asiduamente atendidas. “La Alternativa 3 consistía en explotar la tecnología alienígena y convencional con el propósito de seleccionar unos pocos para dejar la Tierra y establecer colonias en el espacio exterior”, escribe Cooper en El Gobierno Secreto. “La Luna, con el código de Adán, sería objeto de interés primario, seguido por el planeta Marte, con el código de Eva. Como acción retrasadora, LAS TRES ALTERNATIVAS incluyen el control de nacimiento, la esterilización y la introducción de microbios mortíferos para controlar o disminuir el crecimiento de una población de la Tierra. El SIDA es sólo UN resultado de estos planes. Existen otros.”


Cooper añade en la misma monografía que los astronautas del Apolo filmaron “la base conjunta ruso-norteamericana-alienígena llamada Luna” y que la famosa "Área S-4" (también conocida como Área 51) en el complejo secreto de las bases de Nellis y Tonapah en Nevada, es un código para “el lado oscuro de la Luna”. En cuanto a la topografía lunar, Cooper asegura que la NASA y otras agencias similares están involucradas en un encubrimiento masivo de la verdad; la Luna –asegura el ex suboficial- tiene lagos artificiales, atmósfera con nubes y zonas donde crecen plantas. Cooper asegura igualmente que “el Cuartel General de la conspiración Internacional está en Ginebra” y que grupos financieros como los Bilderburgers son parte de ello. “Puedo afirmar que el libro (Alternativa 3) es por lo menos un 70 por 100 verdad de acuerdo a mi propio conocimiento y al conocimiento de mis fuentes”, continúa Cooper, asegurando que el otro 30 por 100 fue desinformación introducida en el programa de TV inglés para comprometer su impacto.”

Sobre John Lear, Huneeus escribe:

En una conferencia reciente para el UFO Expo West de Los Ángeles, en la que habló “protegido” por una barrera de seis guardaespaldas, John Lear presentó su propia versión de la Alternativa 3: “Los EEUU. tienen en realidad bases secretas en la Luna y las han tenido durante muchos años. Los proyectos de la NASA, Mercury, Gemini, Apolo, Spacelab y el transbordador son todos una cubierta para lo que está sucediendo realmente. Los EEUU. poseen también bases secretas en Marte y las han tenido durante muchos años; y sí, por difícil que sea creerlo, los marcianos existen; se parecen bastante a nosotros y son un poco más avanzados. Tras un desastre climático en Marte hace muchos años, los marcianos tuvieron que moverse al interior de la superficie, pero ustedes, el público, han sido llenados con tantas estupideces en el curso de los años, que no pueden creer que esto sea verdad.” Lear y Cooper, como hemos visto, básicamente han transplantado ciertas ideas foráneas al concepto original de la Alternativa 3. Sus elucubraciones, sin embargo, han contribuido en gran medida a mantener vivo el mito de esta conspiración interplanetaria.


A manera de final

Xentor Xentinel, quien se describe como “Investigador Autodidacta de la Historia Secreta de la Tierra y el Cosmos, trabajando en la unión de las piezas del Gran Rompecabezas del Plan Cósmico”, en su blog le dedicó una entrada al seudodocumental; creyéndoselo todo, claro (ver aquí). Casi al final anota:


Mientras la polémica sobre «Alternativa 3» continuaba en los años 90, la cinta fue retransmitida en México en una Cadena Nacional de Televisión a cargo del divulgador Jaime Maussán, el cual explicó en una conferencia a propósito del citado documento: «...Si ésta fuera real nos mostraría la existencia de una Conspiración entre los Gobiernos de Estados Unidos y la Unión Soviética, para no develar sobre posibles investigaciones que estén realizando tanto en la Luna como en Marte. Pero para confirmarlo, debemos investigar más a fondo este hecho».

Un lector le dejó el siguiente comentario:

Este "documental" fue una broma del canal británico Anglia TV. Y aquí lo estais haciendo pasar como que es un documento "real" para engañar al personal.

A lo que Xentor Xentinel respondió:

En primer lugar, mi ánimo NUNCA ha sido el de tratar de "engañar" a nadie, ni de presentar a sabiendas documentos "falsos" (según tú) como reales, así que tus acusaciones te las puedes meter por donde mejor te quepan.

En segundo lugar, «Science Reglia Television», era un programa serio, en el que era impensable que se haga un programa de "broma". Tan impensable como imaginar que «Informe Especial» de Chile se preste para un reportaje "broma". O piensa tú en el programa de reportajes más serio que exista en tu país, y trata de imaginar que se haga un documental falso.

No tienes explicación para eso, ni para el hecho de que dicho documental haya sido prohibido en USA, así que, aparte de meterte tus acusaciones hacia mí por donde mejor te quepan, te invito también a replantearte el tema, porque la tesis de la "broma", no encaja.


Su respuesta demuestra que los conspiranoicos y los Xentinels (¿que qué es un Xentinel? Un Amante, un Buscador y Difusor de la Verdad. Un Centinela, un Guardián y Vigilante de la Verdad) carecen de sentido del humor. Me refiero a ese sentido del humor que nos permite captar lo ridículo de ciertas actitudes, situaciones o ideas; pues si lo tuvieran se darían cuenta de lo ridículas que suelen ser las falsas conspiraciones (saludos a David Icke), pero claro, entonces no creerían en ellas.

Por otro lado, se está recurriendo a un argumento de autoridad. En lugar de analizar los elementos que integran el supuesto documental y ver si es posible sostenerlos o no, si hay pruebas o no, etc., se argumenta que como lo presentó un programa serio, entonces es información seria o creíble. 

Robert Sheaffer, en su libro Veredicto OVNI, dedica un capítulo a la forma en que los medios de comunicación abordan el tema de los ovnis. Las traigo a colación porque sus consideraciones se pueden extender al asunto de las conspiraciones: “Por desgracia, aquellos segmentos de los medios de comunicación que se enorgullecen de su profesionalidad en la información –las principales cadenas de televisión y radio, así como también las revistas y periódicos más importantes-, no aplican, por lo general, sus escrúpulos profesionales cuando se trata de informar sobre los ovnis.  A menudo vemos que en la información sobre los ovnis desaparecen las distinciones que separan a las ‘mejores’ publicaciones y cadenas audiovisuales de la prensa amarilla (…) Las publicaciones especializadas en informaciones relacionadas con la ciencia tampoco se destacan de sus colegas al tratar el tema de los ovnis (…) Allan Hendry sugiere que el motivo para que las agencias de noticias normalmente responsables informen del tema ovni de una forma tan irresponsable, es porque ‘la prensa considera los avistamientos de ovnis no como noticia, sino como notas de interés humano’. Yo sospecho que tiene razón. Es lamentable que sea así, ya que prácticamente todos los lectores asumen que leen una noticia fiable considerando la fuente de procedencia. De esta manera, se divulga una gran cantidad de desinformación (…) Un reputación periodística forjada en la información de hechos reales no es ninguna garantía de que al informar sobre los ovnis se apliquen criterios críticos o de investigación.”

Sheaffer recomienda al lector estar atento. “Lo que se dice en Alternativa 3 debe ser cierto porque lo presentó una televisora seria” no es un argumento válido. En realidad tenemos que preguntarnos qué evidencia hay a favor de esas afirmaciones.

Los conspiranoicos y xentinels tampoco toman en cuenta las palabras del filósofo David Hume que, adaptadas al tema, dirían que ningún “documental” es suficiente para establecer una conspiración, salvo que su falsedad fuese más milagrosa o extraordinaria que el hecho que pretende establecer.

Hemos visto que existe suficiente información como para poder afirmar que Alternativa 3 es sólo una ficción; pero para los conspiranoicos todos estos datos no serán suficientes para que dejen de defender lo indefendible.

Como ha escrito Mauricio-José Schwarz: la charlatanería no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Ahora tenemos Alternativa 3 reloaded. Según los ufólogos, conspiranoicos y varios insolitólogos, no son necesarias naves para transportar personas a Marte, se les puede ¡teletransportar! Pero esa es otra historia.


Maussán y el "topo marciano": Primera parte.

Maussán y el "topo marciano": Segunda parte.


Enlaces con información crítica:




  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada