jueves, 7 de julio de 2011

¿Fue Peyo asesinado por un pitufo?

Hace como cuatro años, en una visita a la biblioteca del Colegio de México, encontré en la librería un texto en el que se analizaba desde las ciencias sociales el rumor aquel de que los muñecos de los pitufos cobraban vida durante la noche y se dedicaban a matar gente. Sí, eso se decía en la década de los ochenta. En la primaria a la que iba mis amigos y compañeros daban testimonio de la veracidad de esas historias, abundaban los niños con algún pariente, vecino o conocido que había muerto a manos de alguno de los tiernos pitufos. Bueno, mi mamá me compró a "pitufo bromista", a "vanidoso", a "papá pitufo" y -si no mal recuerdo- a "pitufina" y juro que nunca tuve que enfrentarme a muerte con alguno de ellos. La verdad no me creí esos cuentos; tuve manteles con la imagen de los pitufos, un disco con sus canciones... Robotín me causaba mucha ternura.



Cuando vi el libro en el que se analizaba el rumor de los pitufos asesinos pensé que el tema no valía la pena, pero he cambiado de opinión. Me gustaría leer ese trabajo.



Así que me puse a buscar en internet y encontré que la autora es Margarita Zires, profesora investigadora en la Carrera de Comunicación Social de la UAM Xochimilco. Aquí dice que también ha hecho estudios sobre la Virgen de Guadalupe: "La Guadalupana cruzando las fronteras y atravesando el milenio", "Los mitos de la Virgen de Guadalupe, su proceso de construcción y reinterpretación en el México pasado y contemporáneo", "Caminos y transformaciones actuales de la Guadalupana al sur y norte del Río Bravo" y "La visión feminista chicana sobre la Guadalupana".

El trabajo de la doctora Zires se titula: Un acceso a las culturas orales: El rumor de los pitufos. En el libro aparecen los testimonios recogidos por la investigadora. También recuerdo que la autora especulaba acerca de las razones por las que aquellos niños contaban esas historia.

El rumor de los pitufos me recuerda el rumor del chupacabras, y ambos merecen un estudio desde las ciencias sociales (si en los ochentas hubiera existido el programa Tercer Milenio, el charlatán Jaime Maussán habría dado todo por cierto, seguramente hubiera dicho: "¿por qué los niños mentirían?, ellos siempre dicen la verdad, ¿por qué desestimar el valor de sus testimonios?").

Daniel Galarza Santiago, mejor conocido como el escéptico de Jalisco, escribe en su blog sobre la investigación de Benjamin Radford (del CSI): ¿Cómo dice que era el chupacabras?

Un extracto del trabajo de Margarita Zires puede encontrarse aquí.

Si cuando usted era niño supo de algúna persona atacada, torturada, violada o asesinada por un pitufo, o si usted mismo sobrevivió a un pitufi-ataque, no dude en dejar su testimonio.

8 comentarios:

  1. Claro, lo recuerdo bien, en mi primaria se comentaba que el niño asesinado había adquirido un pitufo "Glotón" con un cuchillo y tenedor en las manos. La mañana en la que descubrieron al niño muerto (apuñalado) el pitufo tenía la boca torcida en una sonrisa malévola y el curchillo estaba ensangrentado. Una versión posterior añadió que el tenedor y la boca del pitufo también estaban ensangrentados y que al niño le habían devorado el corazón.
    Eso ayuda??

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, el niño muerto era primo de un amigo de un amigo mío en la primaria.

    ResponderEliminar
  3. Qué terrible, no sé por qué muchos se empeñan en pensar que nada de eso sucedió realmente

    ResponderEliminar
  4. Que misterio solo se k si el rio suena es porque agua lleva...

    ResponderEliminar
  5. Aunque en este caso, más que agua, lo que corre es sangre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y NADIE HACE NADA AL RRESPECTO VERDAD =(

      Eliminar
  6. Si en los 80's Maussan hubiera tenido el programa de Tercer Milenio y las películas de los Pitufos estuvieran en los cines habría sacado un disco tipo Star Mix con CD interactivo y ganaría miles de pesos con mafufadas de niños contando el chisme de su escuela.

    ResponderEliminar
  7. Sii, supe de una nena que tenía un cuadro de Pitufina y una noche ésta salió del cuadro y la degolló!
    Pero esto no lo escuché en la primaria sino que me lo contaba mi prima 8 años mayor....
    Triste Realidad...

    ResponderEliminar